Fintech InnovationTendencias digitales

Blockchain 2016: Dejar de soñar, momento de realizar.

Se ha estado hablando largo y tendido sobre las expectativas de la tecnología blockchain en el mundo bancario, que será un catalizador y va a cambiar profundamente el sector pero realmente, ¿Qué vamos a ver este año?

Durante el año pasado (y anteriores), la mayoría de las entidades financieras han estado investigando esta tecnología con interés, pero a su vez con recelo. Muchos la usan para “atacar” a la banca tradicional. La situación actual es que la mayoría de los players en este sector ya tienen hecha su composición de lugar, y definido en qué campos pueden aplicar esta tecnología. Bajo mi punto de vista el uso de criptomonedas como el Bitcoin, Coloredcoins… Carece de interés para las entidades y donde se van a centrar es en aterrizar su estrategia respecto a la gestión de activos digitales y especialmente los SmartContracts.

Uno de los principales casos de uso para esta tecnología, será la gestión de activos, el próximo “SmartBond” está muy cerca. Un bono inteligente capaz de responder a cambios en el mercado de forma automática, así como de ejecutar todas las condiciones de su contrato sin necesidad de actuación por ninguna de las partes sería algo muy llamativo y las posibilidades son inmensas.

Lo que sin duda se van a realizar este año son diferentes Pruebas de Concepto, y aquí las ideas son infinitas. Como ejemplo, la gestión de un crédito o leasing vinculado a un vehículo, imaginemos la situación:

Disponemos de un vehículo cuyo acceso esté controlado por móvil y/o conectado a internet (IoT). La concesión de esa llave de entrada puede estar perfectamente vinculada a un SmartContract que controla la ejecución del crédito/leasing. Si la persona/entidad que tiene que satisfacer las cuotas del crédito no lo hace en los términos y condiciones acordadas, automáticamente el vehículo dejaría de estar accesible para él.

De este caso de uso, pueden salir varias conclusiones pero personalmente me quedo con esta: Ante una garantía como esta, ¿Quién no estaría de acuerdo en que puede prestar su dinero sin necesidad de recurrir a la banca?

Cuando antes hablábamos de “gestión de activos”, hay que entenderlo en el sentido más amplio de la palabra, no se van a restringir activos financieros sino que aplica casi a cualquier cosa que necesitemos/queramos gestionar su ciclo de vida. Existen muchos más casos de uso internos para entidades financieras, relacionados con la identidad de los clientes, automatización de gran variedad de procesos de backoffice, etc.

2016 es el año de realizar todas estas ideas . Normalmente seguirán siendo a modo de prueba de concepto ya que, la legislación en nuestro país, de momento no creo que esté preparada para algo así. En cualquier caso es un debate que nuestros legisladores deben ir preparando.

 

2 Comentario

  1. Edgardo
    12 febrero, 2016 a 9:30 am — Responder

    Excelente artículo para análisis, evaluación y estudio para la nueva era financiera.
    Compartiré por las redes.
    Saludos

  2. Fran Honrubia
    1 marzo, 2016 a 5:44 pm — Responder

    Muchísimas gracias Edgardo, es un tema que me apasiona.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

¿Qué capacidades necesita el Empleado Digital de la Banca?

Próximo post

La necesidad de una estrategia fintech de país