Fintech InnovationNuevos competidores

El arma de la banca frente a los gigantes tecnológicos: la banca como plataforma.

Cuando parecía que la banca española estaba lista para competir a nivel mundial, nuevas regulaciones, la irrupción de tecnologías cognitivas, la popularización de los pagos móviles y, sobre todo, la entrada de gigantes tecnológicos cambian el terreno de juego.

Una vez más las entidades se encuentran ante el dilema de transformarse o ceder partes importantes de su negocio. Inmersa en su transformación digital y con la amenaza de la llegada de nuevos actores al sector, uno de los aspectos que para GFT es clave para su futuro es la adopción de una estrategia de banca como plataforma (BaaP). Importantes entidades españolas ya han dado en los últimos meses sus primeros pasos en este camino. ¿Seguirá siendo España pionera en BaaP? ¿Cómo conseguirán los bancos tomar posiciones ante la irrupción de las tecnológicas?

La visión de BaaP se basa en la idea de que los bancos distribuyen sus propios productos, así como los de terceros, a través de APIs abiertas y front-ends, de manera que los clientes puedan intercambiar información de forma fácil y cómoda con múltiples proveedores. BaaP es aceptar el nuevo terreno de juego, abriendo los sistemas informáticos de los bancos a terceros, agilizar el desarrollo de productos y establecer los mecanismos para aprovecharse de la innovación proveniente de las fintechs. Es una forma de plantar cara a la posible llegada de tecnológicas como Google o Amazon o a la ya creciente aparición de fintechs.

Precisamente España, junto con el Reino Unido, son los dos países donde más despunta esta tendencia. Según la encuesta internacional entre profesionales del sector sobre la digitalización de la banca que GFT ha realizado por tercer año consecutivo, el 69% de todos los bancos han tenido en cuenta la visión de BaaP y creen que tendrá un impacto importante en su modelo de negocio. En España, tres cuartas partes de los bancos ya la han adoptado y un 31% de ellos incluso ha comenzado con su implementación. Respecto a los cambios necesarios, los encuestados en nuestro país destacan la migración de datos a la nube y la modernización como los principales retos en el back-end.

Otros informes internacionales confirman esta tendencia. Así, Forrester (Predictions 2018: Financial Services Companies get serious about Digital Transformation) recordaba que la segunda fase de la Directiva de Servicios de Pago (PSD2) de la UE entraba en vigor el 13 de enero proclamando una nueva era de banca abierta. Los modelos de negocio se verán obligados a cambiar hacia entornos más colaborativos y los bancos, más allá de verlos como una imposición de la regulación, tendrán que adoptarlos para colocar al cliente en el centro de todo.

El valor añadido de la banca frente a Amazon o Google

Además de la estrategia BaaP, el resurgimiento de la IA y de las tecnologías cognitivas que permiten automatizar y escalar exponencialmente procesos antes ejecutados exclusivamente mediante habilidades intelectuales humanas, supondrá otra gran disrupción en el negocio financiero. Para los bancos, se trata de una oportunidad enorme ya que la gran cantidad de datos y el detallado conocimiento que acumulan sobre sus clientes, les permitirá suministrar nuevos servicios, mejorar la eficiencia operativa o explotar la información todavía escondida en esos mismos datos. Precisamente, aquí radica una de las mayores bazas de la banca frente a los grandes gigantes tecnológicos.

Nadie imagina Facebook, Amazon o Google sustituyendo totalmente a las entidades financieras tradicionales. Nos encontramos en una lucha entre dos ideas: la privacidad y confianza que ofrecen las entidades financieras frente a la transparencia y facilidad de uso en los productos de las grandes tecnológicas. Así, sólo los bancos pueden ofrecer los niveles de confianza y privacidad a los que los clientes están acostumbrados. Deben apoyarse en este valor añadido único y usar la transformación tecnológica para dar a sus clientes la transparencia, usabilidad y riqueza de interacción que estos les reclaman.

2 Comentario

  1. Antonio
    10 abril, 2018 a 2:08 pm — Responder

    Buenas tardes Artur.

    Interesante articulo, pero en que se basa al decir que sobre BaaP: “En España, tres cuartas partes de los bancos ya la han adoptado…”.

    Creo que ayudaría a entender mejor el articulo si nos ayudas a definir que se considera BaaP para una Entidad Financiera.

    Un saludo

    • 11 abril, 2018 a 8:36 am — Responder

      Hola Antonio

      Para decir que ¾ de la banca española ya ha adoptado BaaP me baso en la encuesta que GFT hizo durante el año pasado sobre el tema. (Hola Antonio

      Para decir que ¾ de la banca española ya ha adoptado BaaP me baso en la encuesta que GFT hizo durante el año pasado sobre el tema. (link a la encuesta?).
      Entiendo que cuando contestaron de esta manera se referían más a que habían adoptado el concepto que al hecho de que lo hayan implementado en sus sistemas.

      En la encuesta BaaP se definió como “un concepto que permite a los clientes de una entidad bancaria utilizar aplicaciones financieras desarrolladas por diferentes proveedores de servicios y actores del mercado a través de una plataforma, así como también ofrece al banco la posibilidad de ofrecer sus productos a nuevos clientes a través de terceros”.

      Evidentemente nadie puede haber cambiado ya todos sus sistemas bancarios para convertirlos a BaaP. Son cambios profundos que no pueden hacerse rápidamente. Lo que sí se deduce de la encuesta es que los bancos españoles parecen tenerlo más claro que los de otros países (
      https://blog.gft.com/es/2017/11/07/infografia-cual-es-el-estado-de-la-transformacion-digital-en-la-banca-espanola/ ).
      Entiendo que cuando contestaron de esta manera se referían más a que habían adoptado el concepto que al hecho de que lo hayan implementado en sus sistemas.

      En la encuesta BaaP se definió como “un concepto que permite a los clientes de una entidad bancaria utilizar aplicaciones financieras desarrolladas por diferentes proveedores de servicios y actores del mercado a través de una plataforma, así como también ofrece al banco la posibilidad de ofrecer sus productos a nuevos clientes a través de terceros”.

      Evidentemente nadie puede haber cambiado ya todos sus sistemas bancarios para convertirlos a BaaP. Son cambios profundos que no pueden hacerse rápidamente. Lo que sí se deduce de la encuesta es que los bancos españoles parecen tenerlo más claro que los de otros países

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

¿Qué necesitan las cripto-monedas para generalizar su uso?

Próximo post

Las Tres Dimensiones de la Innovación Financiera Tecnológica o #FinTech