Tendencias digitales

El Torbellino de la Digitalización llega a la Banca

El otro día una compañera mía experta en Transformación Digital, María de Olano, me enseñaba la imagen de un torbellino – “Vortex” en inglés- donde aparecían representadas todos los sectores, ordenados por cercanía al momento “disrupción digital”.

El mensaje detrás del gráfico no era otro sino que TODOS LOS SECTORES, sin excepción, están en algún punto del Torbellino. Internamente piensan que la velocidad de transformación a la que están sometidos seguirá siendo la que es. Sin embargo, a medida que avanzan hacia el “centro del huracán” dicha velocidad crece exponencialmente. Y todos están dentro del torbellino, con lo que inexorablemente, llegarán al centro en algún momento.

No pude evitar fijarme en el sector tecnológico, donde yo trabajo, consciente al cien por cien de que aquí la velocidad de cambio es “locura”, pero también en el sector financiero, al que me dedico de forma colateral, al llevar tecnología a empresas de este sector. La Banca es la cuarta industria en el camino hacia el “ojo del huracán”. El cambio hacia la transformación digital en la banca ya no puede ser progresivo. Necesitan hacer cambios “radicales”, exponenciales, para poder seguir el ritmo… Llevado a su día a día, necesitan tirar muchos de sus desarrollos más recientes a la basura, sin remordimientos, para ir a lo siguiente…

Y os pongo ejemplos:

Mobile es una de las tendencias que ya todo el mundo acepta que está para quedarse. La mayoría de los bancos ha puesto foco en proporcionar a sus clientes activos móviles que les permitan operar, pero sigue faltando mucha funcionalidad porque la contratación o el poder hablar con el banco (comunicaciones escritas…) no suelen poderse hacer desde el móvil.

Si lo llevo un poco más allá, y salgo del ámbito del cliente, podríamos contar con los dedos de las manos los bancos que, en Europa, están permitiendo a sus empleados trabajar en movilidad. Y trabajar en movilidad no es tener el mail en tu móvil, sino tener todas las herramientas que necesitas para desempeñar tu trabajo en cualquier dispositivo y cualquier lugar.

Cuando hablamos del cloud, la banca está “despertando” ahora a las bondades del cloud. Porque cloud no es una moda. Que la información y las aplicaciones estén en la nube proporciona a las empresas velocidad, real time, conectividad, por no hablar de ahorros en costes de infraestructura, mantenimiento… Durante mucho tiempo la banca ha estado totalmente cerrada a la posibilidad de llevar su actividad a “la nube” y, aunque ahora están despertando, el avance es lento. Mucho más lento de lo que “el torbellino de la innovación” recomendaría.

Y mientras los bancos piensan cómo hacer esa transición hacia el cloud y mobile, la tecnología ya habla de la siguiente gran transformación: la Inteligencia Artificial. Los bancos han presumido durante mucho tiempo de contar con mucha información de sus clientes. Es cierto que datos tienen: saben dónde trabajo y cuánto gano; saben no sólo cuánto gasto, sino en qué; incluso pueden inferir donde estoy con el uso que hago de las tarjetas…

Sin embargo, en ningún banco he visto que se haga un uso medianamente inteligente de toda esa información. Nunca me ha aportado valor el análisis que ellos puedan hacer de mis finanzas. Mientras tanto, Google me avisa cuándo debo salir hacia mi trabajo, Facebook reconoce a mis amigos en mis fotos y Salesforce me recomienda en qué cliente poner más foco, en función de la probabilidad de éxito del lead en cuestión…

Creo que parte de la clave del éxito de la banca en este nuevo entorno pasa por aceptar que tendrán que llegar a partnerships con terceros, que le ayuden a avanzar a la velocidad que este nuevo mundo exige. Se acabó el pensar en desarrollarlo todo “by myself”, en hacer implementaciones que duren tres años, en “estar seguro” de lo que se está haciendo… El torbellino del cambio exige riesgo, velocidad y trust.

Dicen que sólo cuatro de cada diez “incumbents” en cada industria sobrevivirán al “torbellino”. ¡Enfoquémonos en ser uno de los cuatro!

No Comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

3 cambios disruptivos en la banca digital

Próximo post

EL IMPACTO DE LAS APIS EN EL SECTOR FINANCIERO.