Talento y cultura

INNOVACIÓN ORGANIZACIONAL EN BANCA, COMO ESTRUCTURAR EL STAFF CON METODOLOGÍAS ÁGILES

Ya he hablado en anteriores posts de la gestión por metodologías ágiles y de la situación de la tecnología con respecto a la banca. Este contexto lo he enmarcado atendiendo a los puestos de trabajo de banca  comercial, lo que en jerga de organización corresponde a la “línea del negocio”.

Sin embargo, me gustaría comentar mi visión sobre cómo puede afectar al “staff de la organización”, es decir, aquellas partes de la organización que no tienen relación directa con el cliente.

A día de hoy, las organizaciones bancarias tienen una estructura jerárquica parecida a la siguiente, compuesta por 4 o más niveles.

piramide

 

Si quieres conocer en qué nivel te encuentras, es muy sencillo, si solo hay uno como tu en la organización de tu empresa, te puedes etiquetar como Alta Dirección. El resto de personas que gestionan personas son Mandos Intermedios. Las personas técnicas sin equipo, podemos indicar que están en la base de pirámide, lo que denomino como colaboradores.

Fenomenal, a día de hoy esto funciona, sin embargo nos encontramos ante un cambio de paradigma, nos encontramos ante un Mundo “VUCA”

¿Qué es el mundo VUCA?. Es aquel que se define por ser:

V= Volatil-Volatility

U= Incierto-Uncertainty

C=Complejo-Complexity

A= Ambiguo-Ambiguity )

Las estructuras de las organizaciones actuales no pueden dar respuestas a un mundo VUCA, para ello se requiere romper con todo este sistema jerarquizado, estanco, y lento en toma de decisiones.

¿Cuál es la solución?

La Incorporación de Metodología Ágil.

La organización se convierte en una gestión flexible, entendiendo como flexibilidad en pertenecer a un estamento en función del valor concreto que aporte a cada proyecto y la importancia relativa del proyecto dentro de la Entidad Financiera.

Esta gestión flexible solo tiene que tener dos pilares rígidos:

  1. Los valores de la Entidad Financiera.
  2. La visión de la Entidad Financiera.

Y comento que tiene que tener estas dos pilares rígidos, porque todo lo demás se tiene que flexibilizar para conseguir los fines de la Entidad Financiera. Hay que tener una estrategia clara y concisa, y unos valores férreos, imperturbables que guíen la actividad.

Pasamos de estructura de niveles, a estructura por funciones  y proyectos, y esto llevaría a las siguientes posibles consecuencias a nivel de personas:

  • Una persona se mantiene en una organización siempre y cuando aporte valor para el proyecto en el que está trabajando.
  • Las personas pueden ejercer funciones distintas para cada uno de los proyectos.
  • Una persona puede actuar en varios proyectos.
  • Una vez que el proyecto termine, se valorarán los proyectos en curso y se estudiaría si la persona aporta valor para esos nuevos proyectos, si no, estaría fuera de la organización hasta un nuevo proyecto.
  • El nivel jerárquico se elimina, el nivel salarial y de importancia de la persona lo determina el valor aportado en cada uno de los proyectos.
  • Si a futuro se genera un nuevo proyecto y la persona cuadra con los requisitos del mismo se volvería a contratar para ejecutar el proyecto.
  • Este modelo cuestiona la relación laboral entre empresa-trabajador, llevándolo a un nivel superior de exigencia para ambas partes, lo lleva a la gestión proveedor de servicios/cliente.
  • Los profesionales se ven obligados a rediseñarse continuamente, lo que mejora la eficacia de los mismos y eleva el valor aportado a la organización.
  • La banca optaría por tener una carga laboral menor en contrato indefinido, si bien, tendrá que pagar más por el talento. Se verían relaciones laborales de “interim” y el talento estará más cotizado.
  • Las personas con talento tendrán más facilidad para destacar en la organización, puesto que cada proyecto es un examen de prueba.

¿Qué ocurre con la pirámide?

Pues ocurre que los niveles se destruyen, bueno,  a decir verdad, los niveles se fusionan, quedando una estructura muy diferente, en la que solo se mantiene el Comité de Dirección y una parte de la Alta Dirección.

El resto de niveles se toman en consideración dependiendo de la relevancia estratégica del proyecto asignado y de la función de la persona dentro del mismo.

piramide 2

 

Quizás una pirámide no represente exactamente el modelo organizativo que deberíamos de implantar, ya que dentro de cada pirámide debería de haber otra pirámide designando la función en cada proyecto.

Muchas gracias por vuestra lectura.

Hasta el próximo post.

José María Sánchez López.
www.josemariasanchezlopez.com

#vivirliderando

Las opiniones expresadas en este blog son de carácter personal, y no representa, en ningún modo,  la opinión de la/s empresa/s a las que presto mi/s servicio/s

2 Comentario

  1. Javier gracia
    3 agosto, 2015 a 3:26 pm — Responder

    Debería ser todavía más plano. ¿ Achatamos la pirámide ? Y ahora que la tecnología lo permite… Interlocución directa. Sin galones. Hacia el responsable del proyecto. ¿Una pirámide de proyectos ? Sin opiniones filtro y refrescando de forma permanente ideas, procesos, conceptos.

    El responsable del proyecto disfruta de las aportaciones de la esfera que le rodea. La jerarquía solo de responsabilidades. Fuera los Ladrones de trabajo.

  2. Ricardo Garcia Ruiz
    12 agosto, 2015 a 5:57 pm — Responder

    Buen articulo, estructurado y con un nuevo enfoque de las perspectivas posibles de gestiona del modelo directivo en relación con la aplicación de Metodologías Ágiles en este sector.

    En el párrafo ‘Quizás una pirámide no represente exactamente el modelo organizativo que deberíamos de implantar, ya que dentro de cada pirámide debería de haber otra pirámide designando la función en cada proyecto.’ ¿es posible que tengas pensado un modelo más avanzado que plasme más dinámicamente este paradigma de gestión directiva?
    Seria de agradecer una explicación más detenida en la que se ahondara en el proceso de transformación.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

IoT en Banca

Próximo post

Financiación Alternativa: España debe mover ficha.