InnovaciónRiesgos y Compliance

Invertir en Compliance, un buen negocio para las FinTech

Los resultados de las encuestas sobre riesgos y amenazas para los negocios en entornos financieros arrojan históricamente un común denominador: el “coste de compliance” es alto y la tendencia es que este crezca aún más dado el imperante tsunami regulatorio (1). En esta entrada del blog trataré de ofrecer una visión de por qué este “coste de cumplimiento” se puede considerar también como una inversión y, por tanto, convertirlo en una oportunidad para ofrecer una mejora competitiva.

En el entorno actual donde, entre otros muchos factores:

  • los márgenes financieros están en valores ínfimos y por debajo del coste del capital: ya se habla de cobrar a los depositantes (no al pequeño ahorrador, de momento) y en el que por pedir préstamos nos puedan incluso devolver dinero (¿lo veremos?);
  • la mora parece contenida pero aún penaliza la línea de provisiones en la cuenta de resultados y, además,
  • esos pequeños David, las FinTech, que han emprendido una guerra de guerrillas contra muchas de las líneas de ingreso de los Goliat están provocando, que el retorno de la inversión en los numerosos proyectos de gestión de riesgos y compliance se anhele con desesperación.

La visión de compliance como coste.

imagen_2 coste vs regulacion-2

La inversión para la apertura del negocio y los trámites iniciales: es sólo el principio.

 En una anterior entrada de este blog, comentábamos que la idea de un Fast Track regulatorio podría aligerar la factura necesaria (en tiempo y coste de servicios profesionales y gestión del proyecto interno) para empezar a operar. En Reino Unido han entendido perfectamente eso y, con el “sandbox”, han tomado la delantera. En Alemania, el BaFin empieza a despertar (2). ¿Y qué está ocurriendo en España? En la reciente cita Fintech Unconference, una de las críticas más acentuadas fue precisamente esta, la falta de estímulo gubernamental a favorecer la iniciativa en el campo financiero y la existencia de trabas para poder operar.

¡Listos, ya operamos! y ahora ¿a qué gastos nos enfrentamos?

 Un modelo muy simplista de coste de cumplimiento podría ser el siguiente:

  • El presupuesto de mis áreas de cumplimiento y el de los departamentos limítrofes (por ejemplo: el de control interno de la Primera Línea de Defensa). Sumemos también los costes de control de calidad o assurance.
  • Añadamos el coste de las auditorías, con distintos niveles de obligatoriedad, pero que conviene identificar desde el inicio, por su recurrencia, y que podrían ser (sin incluir las internas): la de cuentas anuales (financiera); la de seguridad de la información (protección de datos y sistemas); otra en materia de control interno (si prestas servicios de inversión); no olvidemos la de prevención de blanqueo de capitales (si tu actividad se tipifica como la de un sujeto obligado) y una muy novedosa, la de corporate compliance (en materia penal, que se impondrá en un futuro cercano). ¿Por cuánto coste vamos ya? Sigamos.

En un modelo de costes más sofisticado podríamos incorporar todas aquellos recursos empleados, en general, para la gestión global del riesgo en el ámbito reputacional (por ejemplo: canales de denuncias y de reclamación de clientes, sistemas de información).

Cada organización deberá encontrar su punto de equilibrio para gestionar sus costes permitiendo que su modelo de negocio sea sostenible y dentro de unos parámetros de riesgo apetecibles. Hasta aquí, la visión del coste.

La visión de compliance como inversión.

Imagen3_roi-3

Si como organización hemos apostado estratégicamente por hacer algo más que cumplir, que es la hipótesis de partida básica, sino que además apostamos por prestar un servicio “justo” y con un resultado “bueno ” para la sociedad, nuestro enfoque ha de ser otro, y no el de coste. Hemos de enfrentar los proyectos de compliance como inversiones. A continuación citaré alguna de las iniciativas que pueden ayudar en este fin.

  • Una fuerte cultura de cumplimiento. Muchos sistemas de gestión de riesgo se basan en controles reactivos. Fomentar una cultura organizativa orientada a ser ciudadanos responsables es, a largo plazo, el mejor sistema de prevención (3). Una reciente encuesta en R. Unido entre plataformas P2P menciona el riesgo de malas prácticas de un jugador importante, por su efecto contagio, como el mayor riesgo al que se enfrentan como sector (4).
  • Invierte en un buen trabajo de análisis de riesgo del modelo de negocio y operativo. Conocer bien a qué riesgos te enfrentas y diseñar un marco de gestión de los mismos que te permita manejarlos hasta un nivel de apetito aceptable.
  • No lo hagas todo tú solo y busca sinergias entre entidades para cumplir requerimientos legales. Quién dice que la respuesta a una pregunta deba estar en la información que genera ese mismo sector. Por ejemplo, ¿quién nos conoce mejor, nuestro banco o nuestra red social?.
  • Banana skins. Sienta juntos a tus equipos y realiza ejercicios de “forward looking” que permitan identificar posibles baches en el camino de crecimiento. Hazte preguntas más allá del día a día. Dos ejemplos que ya se plantean y parecían lejanos hasta hace poco. El primero, ya se habla de credit default en las plataformas de financiación P2P (¿pero eso no eran sólo problemas de los bancos y no de las FinTech?). Un segundo. Sondea los vacíos legales que puedan existir hoy y que a futuro puedan ser infracciones administrativas.
  • Partnership con reguladores y supervisores para agilizar trámites y procesos de alta de nuevos negocios o líneas de producto. Por ejemplo, en R. Unido, HSBC ya desarrolla procesos de identificación de nuevos clientes con reconocimiento de voz y huellas dactilares (5).
  • Coopera y compite con tus peer FinTech. Aprovechar el espíritu de cooperación que les caracteriza para explorar el compartir inversiones en gestión administrativa y contable, de uso de herramientas de gestión de riesgo, por citar solo algún ejemplo. También en el ámbito internacional si tu el modelo de negocio lo demanda.
  • Avanzar con la industria tecnológica para desarrollar un “pack compliance” que permita instalar en un “plug & play” soluciones completas a coste razonable y escalable. Ya hay soluciones, y buenas, pero queda camino por recorrer.
  • Rodéate de canas y de talento procedente de sectores regulados, que hayan sentido el aliento del regulador, y que puedan compartir experiencias contigo.

La idea es simple pero es un reto. Explora nuevas vías para que la inversión en compliance sea predecible y asumible según tu modelo de negocio, permitiéndote comportarte como un buen ciudadano y, a largo plazo, contribuyendo a mejorar tu cuota de mercado y la rentabilidad. Ahora es el turno de pasar a la ejecución.

———————————-

1 McKinsey & Co “ The future of bank risk management”, http://www.mckinsey.com/business-functions/risk/our-insights/the-future-of-bank-risk-management.

  1. https://www.fca.org.uk/news/regulatory-sandbox

http://www.bafin.de/SharedDocs/Veroeffentlichungen/EN/Fachartikel/2016/fa_bj_1601_fintechs_en.html, Unconference resumen en IEB, http://www.ieb.es/resumen-de-la-fintech-unconference/

3 http://labancainnova.com/que-capacidades-necesita-el-empleado-digital-de-la-banca/,

https://www.linkedin.com/pulse/el-mejor-compliance-una-buena-cultura-en-la-carlos-nuño-r%C3%ADo?trk=pulse_spock-articles

4 Página 18, https://home.kpmg.com/content/dam/kpmg/pdf/2016/02/pushing-boundaries-new.pdf

5 HSCB incorpora nuevos métodos de identificación biométrica, http://www.theguardian.com/technology/2016/feb/19/how-safe-is-voice-recognition-fingerprint-id-hsbc

No Comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

Nace la Asociación Española de Fintech e Insurtech

Próximo post

Prestar a empresas. Obtener rentabilidad prestando tu dinero en la economía real