Redes Sociales

La Banca No practica Social Banking

Hace unos días publicaba un comentario en el grupo de Linkedin Banca 3.0 en el que decía que la Banca no practica “Social Banking”..

Este pensamiento era fruto de mi reflexión después de visitar los perfiles en redes sociales de las principales entidades financieras españolas, y su manera estar en este nuevo mundo digital.

Me gustaría decir que detrás de esos perfiles trabajan grandes profesionales que seguro les gustaría hacer cosas distintas pero el peso del l”pensamiento tradicional” de la compañía no les deja realizar su trabajo como ellos desearían.

La inmensa mayoría de los clientes de los bancos españoles están conectados a las redes sociales, pero no a su banco por este canal. Las entidades financieras de momento han estado centradas en otros asuntos más prioritarios que captar la atención de sus clientes en este entorno.

La banca ahora que se encuentra en plena transformación hacia un ecosistema digital, debe tener en cuenta que las redes son el sistema de comunicación del nuevo milenio. Ya no hay vuelta atrás. Las cosas en el mundo financiero no van a ser como antes ni en las ganancias ni en la forma de relacionarse y comunicarse con el cliente. Facebook, Twitter, Youtube, Whastapp, Instagram, entre otras, han transformado la forma de conectar tanto con otras personas y con el mundo en general.

Las redes sociales han conseguido que los usuarios tengan el control. Un cliente de banca puede comparar un producto financiero de otra entidad, a golpe de click, puede publicar una mala experiencia dentro de una oficina bancaria o por el contrario puede ser el mejor prescriptor de la marca.

En estos momentos en los que la banca, debe comenzar a recomponer su imagen y proyectar de nuevo confianza, debe apoyarse en las redes sociales. Se hace necesario, una buena estrategia de comunicación, contar con un perfil muy trabajado para cautivar a su clientes fomentando así relaciones más abiertas que comiencen a construir un modelo de negocio adaptado al imperativo de las nuevas tecnologías.

La banca del futuro será aquella que consiga tener a sus clientes satisfechos. Y para erigirse como tal, se debe perder los miedos y complejos y abrirse al mundo a través de las redes sociales.  Estas plataformas aportan información muy valiosa para que las entidades financieras la aprovechen y la traduzcan en productos y servicios que beneficien a su cliente.

Actualmente hay potentes herramientas que pueden ayudar a conseguir estos objetivos. De lo contrario otros jugadores que conocen bien el terreno del social media pueden ser los que ganen a los clientes. Para conseguir ser líder en este campo, las entidades de financieras deben aflojarse la corbata, atreverse a contar las cosas de otra manera y comenzar una escucha activa. Todo ello hará que se diferencie del resto.

No Comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

El lado "Digital" de la fuerza...

Próximo post

Queremos ser su banco.