Innovación

La carrera por la innovación bancaria

A pesar de la reciente crisis financiera, en nuestro país siempre se ha sacado pecho en relación a nuestras grandes entidades financieras, en especial a las dos más grandes e internacionalizadas: BBVA y Santander. Su rivalidad por mejorar, al más puro estilo Cristiano-Messi, siempre ha sido un ejemplo de competencia que favorece el camino hacia la superación continua. Su batalla comenzó hace ya unos años con su internacionalización cuando ambos pusieron su foco en conseguir tener presencia en Latinoamérica y posteriormente su expansión a otros continentes.

En el caso de Banco Santander en 2014 solo Latinoamérica generaba el 38% del beneficio del grupo,  Europa el 52%, dejando el 10% a Estados Unidos. Hoy cuenta con 13.000 sucursales y más de 185.000 empleados en todo el mundo.

Por su parte, BBVA, es la primera entidad financiera de México, segunda en España y Perú, y tercera en Venezuela, con una importante presencia en EEUU y Turquía. A cierre de 2014 contaba con más de 7.300 oficinas y con unos 110.000 empleados. Sus números son de gigantes.

Pero la nueva competición que se avecina no llega por el número de empleados o de oficinas, sino que se focaliza en la creación de la nueva Banca Digital. Esto se traduce en cómo deben transformarse desde el tradicional mundo analógico a un nuevo entorno mucho más tecnológico y digital. Todo con el objetivo de proporcionar un mejor servicio a los usuarios que están cambiando sus hábitos de comunicación con su entorno y por supuesto, con sus proveedores bancarios.

Por primera vez la tecnología está otorgando un gran poder a los clientes para la toma de decisiones. Hace solo unos años nadie podía imaginarse vivir sin Whatsapp o salir de viaje sin consultar la opinión de miles de viajeros en Trypadvisor sobre el alojamiento, el restaurante o el lugar que se va a visitar. Las nuevas formas de comunicarnos vía smartphone y la economía colaborativa están democratizando todo lo que encuentran a su paso.

Hasta ahora la crisis no había permitido al sector quitar el foco de las provisiones y las continuas recapitalizaciones, pero ahora por fin ha comenzado la autentica carrera por la innovación del sector financiero, y no solo en España, sino a nivel mundial. La forma de afrontar de esta transformación, que ya ha tocado a otros sectores, es uno de los grandes desafíos a los que ya se están enfrentando todos los directivos del sector.

En nuestro país, comparado con otros, tenemos alumnos aventajados en esta materia, y si bien BBVA ha sido uno de los pioneros a nivel mundial, Santander está dispuesto a convertirse igualmente en uno de lo líderes en innovación. No podemos olvidarnos tampoco del resto de los participantes nacionales como Caixabank, que ha sido nombrado recientemente como el banco más innovador del mundo, o Sabadell y Bankinter que están creando constantemente iniciativas y proyectos únicos a nivel global.

Es un camino lleno de desafíos que se materializan en nuevos competidores como los gigantes nativos digitales como Google, Facebook, Apple o Amazon, o las nuevas startups que tienen como objetivo innovar y reinventar la forma de hacer banca. A esto hay que añadirle la tormenta que pueden desatar las monedas virtuales y su tecnología Blockchain, que está dispuesta a crear sistemas distribuidos y descentralizados en las finanzas, un cambio que podría hacer temblar al sector en el medio plazo.

Esta transformación, que en cualquier caso va a durar unos cuantos años, no será fácil de poner en práctica para todos los jugadores del sector. La innovación interpretada como la generación de creatividad que aporta valor, es muy complicada de establecer en un sector tradicional como el financiero, y la única solución es fragmentar su cadena de valor y recomponerla para introducir el ADN de la innovación.

El gran desafío es la inexistencia de una hoja de ruta predefinida y nadie conoce el camino hacia la perfección, así que los pasos a seguir estarán basados en la constante innovación. Por este motivo se crea el Blog LaBancaInnova como una plataforma abierta e independiente con el objetivo de ser la referencia en innovación del sector financiero, integrando y compartiendo todas las ideas e iniciativas que vayan surgiendo. ¡Bienvenido a este emocionante viaje!

 

1 Comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

La banca innova pero no educa

Próximo post

El futuro inmediato del ecommerce