Talento y cultura

La Incertidumbre será nuestro día a día: estamos preparados para aceptarlo?

Recojo el guante lanzado por Rodrigo en relación a profundizar en cuanto al impacto del cambio que trae asociada la innovación que estamos viviendo en servicios financieros. Básicamente en como manejamos la incertidumbre.

Si probablemente algo ha caracterizado a los servicios financieros en los últimos casi 200 años es el limitado cambio que ha experimentado en relación a otras industrias y modelos de negocio, quizás sea por esta razón por la que volvemos a lo conocido, a nuestra experiencia histórica, para intentar responder a los desafíos del futuro.

Siempre me he preguntado porque en la industria financiera siempre miramos hacia adentro mucho mas que hacia fuera. Y debo confesarles que aunque no tengo una respuesta seria, mi percepción es que esta actitud no juega a favor en esta ocasión.

Y más allá de las especulaciones temporales, parece que la industria se enfrenta al mayor cambio probablemente jamás sufrido desde que los bancos o las compañías de seguros existen como tales.

Leo en estos días que la mayor preocupación de los CEO’s es como adaptarse al vertiginoso cambio que vivimos, como preparar a sus equipos, como conseguir el talento que será necesario para sostener el negocio.

En una encuesta reciente a 1400 CEO’s realizada por PWC un 81% de los directivos de servicios financieros decía estar altamente preocupado –para el ejercicio 2016- por la amenaza y velocidad de los cambios tecnológicos (https://www.pwc.com/gx/en/ceo-survey/2016/landing-page/pwc-19th-annual-global-ceo-survey.pdf)

También recientemente leía en otro estudio del World Economic Forum que en los próximos 5 años (2015-2020) el cambio en las habilidades requeridas y el trabajo será tan dramático que lo han denominado: la 4ta Revolución Industrial.

¿Cuanto sabemos de crecimiento exponencial?, ¿de las innumerables posibilidades de blockchain y de las monedas digitales?, ¿de las infinitas posibilidades del big data?, ¿de inteligencia artificial?, ¿de robótica/ internet de las cosas?, ¿de redes inteligentes o computación cuántica? ¿o de las nuevas organizaciones para manejar todos estos desafíos?. Si a algo, esto solo me suena a incertidumbre. Estamos preparados para ello?

A comienzos de este año también varios altos directivos del sector financiero en España preguntados por un referente del sector tecnológico acerca de cual es su principal preocupación y estrategia durante este año, la respuesta ha sido: subir las comisiones dados los bajos márgenes de intermediación.

Y mi impresión, mas allá de todas estas posibilidades y aun para quienes tienen una mirada estratégica mas avanzada, es que en los equipos directivos pasamos por alto a la gestión de cambio de las personas, de los equipos, de la organización en general para hacer que el futuro suceda.

Y probablemente este, el de comenzar por las personas y los equipos directivos, sea un requisito sine-quanon para realizar un cambio efectivo.

Entonces vuelvo a mis preguntas a las que Rodrigo me invitara a retomar y les pregunto, para vosotros:

  • Como se logra crear consciencia dentro de los equipos directivos y como se gestionan nuestros equipos en incertidumbre?
  • Cuáles son los potenciales costos de no poder gestionar el cambio con la velocidad requerida y efectivamente?
  • Que pasa con el talento cuando las compañías están inmóviles o reaccionando lentamente?

No Comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

Prestar a empresas. Obtener rentabilidad prestando tu dinero en la economía real

Próximo post

La Teoría de Juegos en la nueva Banca Digital.