Riesgos y Compliance

Por una sociedad sin dinero en efectivo

Francisco Gonzalez presidente del BBVA dijo que el efectivo además de ser caro de gestionar, es sucio ya que no dejar rastro a los gobiernos para investigar un posible fraude fiscal.

Desde luego no le falta razón, solo hay que comparar dos casos muy famosos de presunto fraude, por un lado los presuntos pagos en B en efectivo a altos cargos del Partido Popular y por otro lado el presunto uso fraudulento de las tarjetas Black en Bankia por parte de casi un centenar de altos cargos de la entidad.

En el caso de los presuntos pagos en B a altos cargos del Partido Popular va a ser muy difícil demostrar en el juicio que está llevando la causa que realmente se produjeron dichos pagos aunque fueran ciertos, sin embargo en el caso de las tarjetas Black de Bankia es totalmente diferente, ya que al haberse realizado a través de un medio de pago electrónico todas las operaciones han quedado registradas, informando de la persona que las ha usado, en que comercio, en qué fecha, cuánto importe gastó, estas evidencias hacen que sea más fácil poder condenar a los posibles imputados por uso fraudulento de las tarjetas Black.

En Dinamarca que es un país que muchas veces se pone como ejemplo de las cosas bien hechas ya no se puede pagar en efectivo ni en gasolineras, ni en restaurantes ni en tiendas de ropa.

Por todo esto surge la idea de hacer algo similar en España, y proponer al próximo gobierno que tome medidas para restringir el uso del efectivo al igual que hizo el gobierno Danés.

Las ventajas de usar un medio de pago electrónico con respecto al efectivo son muchas además de favorecer la lucha contra el fraude fiscal:

  • El usuario de medio de pago electrónico puede administrar mejor sus gastos, sabiendo exactamente donde se ha gastado el dinero, consultando el extracto de su tarjeta de crédito o pre-pago o consultando los movimientos de su cuenta corriente si la tarjeta es de débito
  • El usuario se olvida de si lleva suficiente dinero en efectivo
  • El comerciante que admite pagos con medios electrónicos no se tiene que preocupar si tiene cambio, y tampoco si le roban el efectivo de la caja, a cambio tiene que pagar una pequeña comisión que cada vez se va reduciendo más por cada pago que acepte con un medio de pago electrónico
  • Para los ladrones es mucho más difícil poder comprar con una tarjeta o móvil robado que con dinero efectivo robado

La principal desventaja de poner restricciones al pago en efectivo y favorecer el pago con medio de pago electrónico es para el pequeño segmento de población que solo usa efectivo para sus compras y nunca un medio de pago electrónico, este segmento aunque es muy pequeño crece exponencialmente en personas mayores de 65 años.

Quizás una medida para paliar el posible efecto negativo para este segmento de población es solo permitir el pago en efectivo para aquellas personas mayores de 65 años y que lleven su DNI donde acrediten que son mayores de 65 años, de esta forma además se añadiría una validación de seguridad al pago con efectivo.

No Comment

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

Llegó la hora de acelerar la adopción de blockchain en banca

Próximo post

Medios de pago en la Banca Digital