InnovaciónNuevos competidores

Queremos ser su banco.

Hay un proverbio español que dice: “No hay que mezclar churras con merinas”, que viene a recomendar no colocar en el mismo plano temas o personas de naturaleza muy distinta. Este proverbio procedente del mundo ovino (en el que la lana de las ovejas merinas es más apreciada que la de las churras, más vasta que la de las primeras) se nos vendría a la mente a cualquiera de nosotros si escucháramos una oferta comercial como la que se indica a continuación:

Si a su paquete de teléfono móvil con Smartphone de última generación, teléfono fijo, fibra óptica y televisión le añade nuestro depósito online a plazo fijo al 0,8% durante 24 meses, le haremos un descuento sobre la cuota de un 25%.

 Sin embargo, arranca el año 2016 y nos encontramos con la sorprendente noticia de que Orange está negociando con Groupama la compra del 65% de su negocio bancario para lanzar “Orange Bank”:

http://www.eleconomista.es/economia/noticias/7258037/01/16/Orange-negocia-en-exclusiva-con-Groupama-la-compra-del-65-de-su-negocio-bancario-para-lanzar-Orange-Bank.html

Pero la gran pregunta es: ¿qué mueve a una telco a posicionarse de una forma tan explícita en el sector bancario? Para dar respuesta a esta pregunta, diferenciamos entre cuatro factores clave:

  • Diversificación: los principales servicios de las operadoras de telecomunicación han alcanzado o alcanzarán en el corto plazo un elevado grado de madurez. Hasta el momento, el sector ha encontrado el crecimiento en la consolidación empresarial y en el lanzamiento de ofertas convergentes. Los planes estratégicos de las principales operadoras ya demuestran la ambición por diversificar operaciones y este sería un claro ejemplo en el que incluso se ha dimensionado la oportunidad de Orange Bank en 400 millones de euros para 2018.
  • Multicanalidad: la potencia de esta unión radica en el desarrollo de una oferta predominantemente móvil y que permita a los clientes de ambas entidades beneficiarse de mejores condiciones. El objetivo final es convertir las aplicaciones bancarias actuales en auténticas agencias online de banca y seguros. Además, Orange puede apoyarse en su importante red de tiendas para impulsar este negocio y hacer las veces de pseudo-sucursales.
  • Información: las telco y los bancos son dos grandes epicentros de datos y el uso inteligente de dichos datos puede generar información que aporte grandes ventajas competitivas. Algunos ejemplos de esto pueden ser: generar valor a los negocios combinando cómo se mueve nuestra base de clientes con dónde pagan, análisis de fraude por localización, scoring en función de parámetros que guardan correlación con el cumplimiento de los pagos etc…
  • Nuevos Servicios: derivado del anterior punto y en consonancia con el potencial de ambos mundos, la unión debería traer nuevos servicios innovadores así como la posibilidad de ofertas cruzadas muy atractivas para los clientes. Ejemplos de esto lo tenemos en el incipiente desarrollo del pago por el móvil o en la posibilidad de ofrecer un seguro para cubrir posibles problemas con nuestros Smartphones.

Así pues, como rezaba el famoso eslogan del Santander: “Queremos ser tu banco” cada vez son más los players de distinta naturaleza que se suben al carro para posicionarse en este nuevo ecosistema. Orange Bank no es más que otro ejemplo de los muchos que están llegando.

1 Comentario

  1. Enrique
    12 enero, 2016 a 7:17 pm — Responder

    Es un paso más en la desaparición de fronteras de negocio entre sectores distintos para dar paso a un modelo nuevo, en este caso una telco que compra la mayoría de un banco. Entiendo que una oferta predominantemente digital y móvil les va a llevar a incrementar la cuota de ingresos por cliente y el numero de clientes. Es todo un experimento por la novedad y una revolución porque los productos y servicios que hoy ofrece Groupama se digitalizarán al máximo. Para Orange es todo un reto entrar como gestores en un sector que no dominan. Para Groupama supone admitir que como banco tenían poco futuro en formato aislado, y quizá aprender de esta experiencia para desarrollar su estrategia digital en el campo propio de los seguros. Aunque ahí creo que tendrán más que aprender de las fintech de seguros que de un proveedor de infraestructura de comunicaciones como es el caso de Orange. No sería de extrañar que Telefónica de algun paso en materia de diversificación

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Post anterior

La Banca No practica Social Banking

Próximo post

"El banco del futuro: balance o desintermediación”